Importancia de los recursos humanos en la organización

Jul-Ago, 2011  |  Administración

El comportamiento humano incide en el desempeño organizacional



Los recursos humanos (RRHH) son uno de los pilares que sustentan las funciones y objetivos de la empresa. En este contexto, es necesario conocer qué características de los seres humanos son capaces de influenciar a la empresa y viceversa, y por ello merecen ser tomadas en cuenta dentro de una organización.

Lo anterior implica asumir un enfoque de la gestión de recursos humanos como medio para mejorar la cultura organizacional. Las empresas deben aprender a mantener un equilibrio entre el beneficio económico y su función social; es así como los buenos resultados humanos facilitarán y promoverán los buenos resultados económicos.

Integrar los conceptos de comportamiento humano al proceso administrativo, hará posible comprender cómo se influencia positivamente a las personas en el cumplimiento de metas organizacionales. El departamento de recursos humanos será el responsable, a través de las actividades de reclutamiento, selección, contratación, capacitación y movimientos de personal, de evaluar y tomar decisiones que cumplan con las expectativas del personal que conforma (o conformará) la organización, tomando en cuenta las respectivas características, comportamientos, motivaciones y relaciones personales y, por supuesto, la estrategia en materia de RRHH que la empresa ha acordado seguir.

Existe un modelo de gestión de recursos humanos -gestión por competencias- que propone herramientas para determinar, medir y dar seguimiento a capacidades, conocimientos y actitudes de las personas que forman parte de la organización. Sin embargo, el modelo de RRHH puede ser tan diferente como cada organización lo sea, pero siempre basado en el conocimiento de las personas y de la cultura organizacional de la empresa misma.

¿De qué manera el comportamiento humano se relaciona con la actividad empresarial?
Para que una empresa sea efectiva en sus actividades, requiere que sus miembros establezcan buenas relaciones interpersonales, que colaboren, cooperen y actúen en equipo, generando un alto grado de satisfacción e integración en el marco de los objetivos de la empresa. Un grupo trabajando de esta manera promueve la optimización de rendimientos económicos, los empleados verán reflejados sus intereses (personales y profesionales) en los de la empresa y, por lo tanto, el trabajo contendrá un atractivo
adicional.

Desde el enfoque de gestión por competencias, se consideran cuatro elementos básicos mediante los cuales las metas organizacionales son alcanzadas, estos elementos están estrechamente ligados con el comportamiento humano:

• Liderazgo, es la capacidad de influir en otras personas enfocado a que éstas den lo mejor de sí mismas para alcanzar las metas grupales.

Figura 1: Principales acciones para el cumplimiento de metas organizacionales y grupales.


El liderazgo es una característica indispensable en los directivos de la organización, sin embargo, puede estar presente en cada uno de los miembros de la empresa cuando se tienen actitudes propositivas, innovadoras y de cambio para la mejora.

• Motivación, es la razón o causa que mueve a un individuo a realizar actividades destinadas a satisfacer necesidades particulares. La motivación debe estar presente en el día a día de las labores empresariales, de lo contrario se pierde interés a continuar dentro de la organización, tendiendo a abandonarla. Influyen las compensaciones económicas y sociales, el clima laboral, las expectativas futuras, la posibilidad de carrera, etcétera.

• Comunicación, es el proceso mediante el cual se transfiere, recibe, codifica y decodifica información. Su correcta ejecución aumenta las posibilidades de éxito del mensaje comunicado, evidentemente también de la actividad emprendida.

• Trabajo en equipo, se refiere a la actividad que, con base en habilidades, capacidades y conocimientos complementarios, lleva a cabo un grupo de personas para lograr determinados objetivos y realizar acciones orientadas hacia la consecución de los mismos.

Si una organización integra los conceptos anteriores a su cultura organizacional, y lleva a cabo acciones reales y contundentes, logrará un aumento en la satisfacción, productividad e integración de los miembros de la empresa. No cabe duda que la preocupación por el bienestar de los integrantes de la organización traerá beneficios, no sólo económicos, sino también personales.

Etiquetas: 

1 comentario en este artículo

  • Avatar 1
    Charlotte

    08 May, 2015 a las 2:27 pm

    1

    Súper bueno, interesante, bien interesante.

Deja un comentario

Todos los comentarios pasan por un proceso de validación antes de ser publicados.


Deseo recibir información