La industria automotriz

Mar-Abr, 2014  |  Tendencias

Ensamblando oportunidades

La industria automotriz en México se encuentra en un magnífico momento de desarrollo y de inversión, esto gracias al nivel de competitividad que ha mostrado; capital humano, costos, tecnología y ubicación, son los factores principales. Así mismo, el país se posiciona como un importante destino de inversión en todos los subsectores que conforman la industria.

Los resultados de producción reportados por la Secretaría de Economía (SE) confirman dicha competitividad; en el año 2013, la industria cerró con niveles históricos de fabricación: 2 millones 933 mil 455 unidades, lo que representa un incremento de 1.7% en relación con 2012.

Se prevé que para el 2015 la producción crecerá 41.7 % comparado con el año 2010, situándose en 22.9 miles de millones de dólares (mmdd). Para 2020, se espera que México ocupe el 4 lugar a nivel mundial como productor de vehículos automotrices, tanto ligeros como medianos. Otra meta que se planea realizar, es contar con 16 plantas productoras de vehículos, con las cuales se espera elevar la producción a 4 millones de automóviles anuales.

En el rubro de exportaciones, nuestro país ocupa el cuarto lugar a nivel mundial, exportando a más de 100 países y sumando un monto de 70,652 (mdd), en 2013.

A continuación se mencionan específicamente cuáles han sido los factores determinantes para que el país se esté convirtiendo en un productor de autos reconocido a nivel mundial.

1. Es un lugar geográficamente estratégico

2. Costos competitivos

3. Personal técnico competitivo

Por ello todos los ojos expertos e interesados en el ramo de la industria automotriz con posibilidades de inversión, vigilan, observan y prospectan a México como uno de los mejores lugares a nivel mundial para la producción de automóviles.

Uno de los subsectores más relevantes para la industria automotriz es la industria de las autopartes, la cual tiene igual importancia económica. ProMéxico reporta datos muy interesante en este ramo. En el año 2012, este sub-sector alcanzó una producción con un valor de 74,795 mdd (Figura 1), lo que representó 10 % de crecimiento con respecto al 2011, año donde se obtuvo una producción de 67,989 mdd. Cabe destacar que 23 de los 25 principales proveedores de autopartes a nivel global tienen presencia en México y que, según datos de 2012 de la SE, el sector está conformado por 2,559 empresas.



Figura 1. Indicadores comercio exterior sector autopartes año 2012.
Fuente: Elaboración propia con datos de la Secretaría Economía.


Cabe señalar que el valor de producción de autopartes es mayor al valor de consumo nacional; así como también las exportaciones superan a las importaciones.

Las estimaciones a futuro también son prometedoras, pues de acuerdo a datos de la SE se tienen en cartera de proyectos 3,200 millones de pesos (mdp) para impulsar a la industria automotriz, y se considera al sector de autopartes, como el principal generador de flujos de inversión.

El desarrollo, producción y comercialización de autopartes es uno de los mercados más complejos y competitivos. Ante tal situación, los ensambladores han desarrollado algunas estrategias para poder cumplir con las expectativas y demandas del mercado.

1. Adopción de una perspectiva global en las actividades de manufactura.

2. Estrategias de crecimiento interno o mediante alianzas fusiones o adquisiciones.

3. Adopción de plataformas y sistemas modulares de producción.

4. Subcontratación de procesos productivos necesarios para la manufactura de automóviles, que cambian las relaciones entre ensambladoras y proveedores.

5. Participación en actividades de niveles superiores de la cadena productiva, como los servicios financieros.

De acuerdo a la misma fuente, y para fines prácticos, la industria de las autopartes en México se encuentra organizada en Tiers, es decir en niveles de operación:

Tier 1: Proveedores directos de las empresas armadoras. Entre los componentes que desarrollan encontramos partes del motor, sistemas de dirección y suspensión, sistemas de aire acondicionado, componentes electrónicos, entre otros. En algunos casos los Tier 1 son las mismas ensambladoras o las responsables principales.

Tier 2: Abarca a las empresas proveedoras de los Tier 1. Estas manufacturan equipos y productos que son utilizados en áreas más avanzadas / especializadas de la industria automotriz. Entre los productos encontramos: partes forjadas, estampadas, fundidas, plásticas, maquinadas y de inyección de aluminio.

Tier 3: Son empresas proveedoras de insumos de los Tier 2, que cumplen los requerimientos de calidad necesarios que demanda la industria automotriz.

Sin embargo, es difícil desarrollar proveedores Tier1, por lo que en México generalmente se desarrollan T2 y T3. Por ello existen proyectos de apoyo e integración automotriz, los cuales tienen como objetivo que la proveeduría nacional compita a todos los niveles, pues se requiere de una industria de autoparte sólida que apoye al sector automotriz.



Oportunidades de negocio

De acuerdo a las inversiones pronosticadas para el futuro y a las demandas de los diferentes mercados, tanto local como internacional, se pueden apreciar las siguientes oportunidades para negocios:

1. Abastecimiento de autopartes local e internacional: Debido a las demostraciones de competitividad que el país ha tenido en el área automotriz, los corporativos globales han dado cierta autonomía a las armadoras locales, por lo que éstas pueden expandir sus redes de proveedores, buscando tener más contactos locales que puedan cumplir con los estándares de calidad internacionales. Buscando reducir costos.

2. Centros de diseño e innovación de nuevos productos. Son vitales para la industria, como se ha mencionado el mercado es muy dinámico debido a los ciclos de vida de los vehículos, por las operaciones cotidianas y por los requisitos legales, de seguridad y políticos, los cuales deben ser cubiertos tanto por los productos como por las compañías productoras. Cabe destacar que existe el Centro de Desarrollo de la Industria Automotriz en México (CEDIAM), el cual ofrece asesorías y apoyo para impulsar el desarrollo de ésta industria en nuestro país.

3. Exportaciones. Se planea como meta disminuir o sustituir las importaciones de autopartes con la ayuda de organismos federales, la sustitución esperada es de un 30 % de los 35,000 mdd de autopartes compradas en los próximos 3 años. Esto a través del trabajo en equipo compuesto por Conacyt, Instituto Nacional del Emprendedor y la Secretaría de Economía, el cual busca el desarrollo y mejora de proveedurías mexicanas.

4. Inversión en el proceso de suministro. Es una oportunidad para los proveedores Tiers 1 y Tiers 2, quienes son los responsables del procesamiento de materiales. Los más demandados son: forja, fundición, estampado y maquinado. El 71 % de los procesos son importados y de acuerdo a los datos mencionados en el punto anterior, donde se buscan reducir importaciones, se tiene un amplio campo de acción para desarrollar e implementar la tecnología para dichos procesos. En la Figura 2 muestra la relación importación/producción de algunos procesos seleccionados.



Figura 2. Cálculos de ProMéxico.
Fuente: Elaboración propia con datos de la Secretaría Economía.


En la gráfica anterior se aprecia, tomando el ejemplo del troquelado y estampado, que de los 18 mmdd de la demanda en este rubro, únicamente se producen, aproximadamente, 6 mmdd; los 12 mmdd restantes se importan, lo cual significa que solamente se cubre el 35% de las demandas del sector automotriz.

Por tanto, existe la gran posibilidad de ser parte de la red de distribución y proveedores de la industria automotriz, siempre y cuando se cumplan con las normas y requisitos que cada empresa y/o alianza establece.

La industria automotriz y la reforma fiscal

La reciente reforma fiscal aprobada en octubre del 2013 por el Congreso de la Unión modificó el gravamen del IVA para la Industria Manufacturera Maquiladora y de Servicios de Exportación (IMMEX).

La consultora KPMG señala en su documento que con la eliminación de la exención, las empresas dedicadas a la manufacturas de autopartes tendrán que pagar el IVA en el momento de la importación y acreditarlo, el cual podrá recuperarse vía devolución o compensación contra otros impuestos federales.

Si bien es cierto, que dicha reforma afecta al sector en el aspecto de inversión, pues tendrán que contar con capital mayor en sus operaciones para el rubro, también es cierto que se han dado a conocer alternativas para no pagar el impuesto generado en las importaciones de insumos para la fabricación de autopartes, las cuales se presentan en la Figura 3.



Figura 3. Propuesta pago IVA.
Fuente: Elaboración propia con información de Comercio Exterior-LOFAC.


El día 1° de enero de 2014 se publicó en el DOF la Sexta Resolución de Modificaciones a las Reglas de Carácter General en Materia de Comercio Exterior, donde se adicionan 5 Reglas relacionadas con la Certificación en materia de IVA y IEPS. 1 Existen empresas que ya están autorizadas por la Secretaría de Comercio Exterior para este servicio y el plazo de solicitud y registro es de abril – octubre de 2014, dependiendo de la empresa y la ubicación del centro manufacturero.

La reforma ha causado polémicas y posturas a favor y en contra. Sea de una forma o de otra, siempre hay oportunidades de desarrollo o mejora, con la entrada en vigor de la ley, se pueden destacar los siguientes beneficios:

Integrar los proveedores nacionales a empresas IMMEX, es decir, que las empresas tiendan a consumir productos hechos en el país. De acuerdo a los datos mencionados anteriormente, la disminución de importaciones representa un gran reto. Lo cual promueve la competencia para ser un buen proveedor nacional para el sector en los niveles T1 y T2, principalmente.

Reducir el déficit comercial con países como China e India, naciones que importan productos muy económicos y que por lo tanto, ponen en desventaja a la industria nacional.

Mayor control de operaciones para evitar fraude fiscal y por lo tanto competencia desleal.

Aumentar la calidad en los procesos operativos y administrativos. Un factor importante para los consumidores. Grupo Cosmos, por experiencia, puede afirmar que una empresa con procesos certificados crea mayor confianza a sus clientes de todos los niveles y regiones.

La industria de autopartes sin duda es una pieza clave de la compleja realidad de la industria automotriz, entender su realidad y retos es fundamental para promover su crecimiento.


Deja un comentario

Todos los comentarios pasan por un proceso de validación antes de ser publicados.


Deseo recibir información