Ing. Alejandro Llovera Zambrano

La industria química atenta a las nuevas reformas

21 Oct, 2013  |  Inversión  |  0 comentarios

El impuesto al carbono contrapone a la reforma

En conferencia de prensa con el Ing. Alejandro Llovera Zambrano, presidente de la Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ), los principales asuntos a tratar giraron en torno a dos temas; por un lado las reformas hacendaria y energética, y por el otro, el clima de seguridad que vive el sector en la actualidad.

Al respecto de la reforma hacendaria y su impacto sobre la industria química afirma que “no ven inconveniente en hacer el esfuerzo de pagar un poco más, entendemos que esas medidas son necesarias pero no están encaminadas a la generación de impuestos ni a promover la inversión en el país. Finalmente competimos por los recursos mundiales y, en la medida que le pongamos más trabas a la inversión extranjera, ese dinero se va a otros lados”.

La industria se ve afectada ya que esta reforma grava un impuesto al carbono, con lo que se encarecen sus procesos. Este impuesto se contrapone a la reforma energética, cuyo objetivo es bajar costos de energía. También elimina la depresión acelerada, la cual permitía que la inversión realizada se recuperara más rápido, y si se añade el impuesto al dividendo (cuando se retire el dinero de la utilidad) deberán pagar otro 10%.

Ante el inminente encarecimiento en materia de impuestos, no ven como reajuste el encarecer los costos de sus productos o cerrar plantas, ya que su gran oportunidad de crecimiento descansa sobre la reforma energética.

Desde su perspectiva, esta reforma sí está alineada a la generación de empleo y ofrece un mayor abasto de materias primas debido a una inversión récord (superior a los 2 mil millones de dólares por año), que viene desde el año pasado.

Aunque este ritmo de crecimiento en la inversión es bastante favorable, y esperan alcanzar pronto los 3 mil millones anuales, E.U. ya lleva por ventaja el contar con más de 112 proyectos en la mesa que serán impulsados por una inversión superior a los 72 billones de dólares. Esta superioridad de la industria estadounidense se debió a que consiguieron el shale-gas, un energético muy importante como insumo, “es ahí donde nuestra nación está algo estancada”, destacó el ingeniero, quien aseguró que “si no hay un avance en la reforma energética, difícilmente habrá inversiones, y las inversiones requieren de abasto de materias primas. A la fecha eso está exclusivamente en manos del gobierno, y si éste no tiene recursos para invertir o si la iniciativa privada no puede participar en el sector, será complicado el desarrollo de cadenas productivas”.

Su propuesta para mejorar la reforma energética reside principalmente en que ésta sea de gran alcance e integral. Que incluya los contratos de utilidad compartida y de producción compartida, las licitaciones y rentas así como las concesiones. Que sea lo suficientemente flexible para que el estado pueda atraer los capitales requeridos para el desarrollo de la industria química y petroquímica nacional.

Una vez aprobada está reforma existe la posibilidad de buscar alianzas con PEMEX, ya que ésta cuenta con una infraestructura operante, por lo que sería una inversión más rápida actualizar el equipo con el que cuenta que empezar de cero con otros proyectos.

El desbalance en la balanza comercial de la industria química (19mil millones de dólares) es algo que realmente no les importa pues es algo que ya fue exportado. Su principal preocupación es frenar el acelerado crecimiento en las importaciones, mismas que a la fecha se estiman en un monto cercano a los 30 mil millones anuales.

Braskem idesa es un ejemplo importante de cómo reducir la importaciones que México realiza, ya que con el proyecto impulsado por esta empresa, se hará una sucesión de importaciones por casi 3millones de dólares por año; un solo proyecto permitirá disminuir 2mil dólares por año en materia de importación.

Entre las conferencias que destacaron en este foro nacional, fue la ofrecida por parte del Lic. Ramón Pequeño García, Jefe de la división de inteligencia de la policía federal.

El motivo de la inclusión de una conferencia sobre seguridad fue que esta industria requiere el transporte de la materia prima del lugar donde se generan al lugar donde será utilizada y, como en nuestro país no se cuentan con los requerimientos de infraestructura para tal acción, es en este camino donde se tienen que enfrentar a la delincuencia, repercutiendo directamente en la merma de utilidades e incremento en costos de operación.

Dentro de los productos químicos que más se roban destacan las resinas plásticas ya que existen muchos negocios que cuentan con inyectores de plástico, facilitando la venta de esta materia prima robada. Además están trabajando para disminuir el creciente aumento del robo sobre pedido ya que han detectado que la delincuencia ahora se enfoca en un producto específico y saben por dónde se transporta y quiénes son sus productores y compradores.

Los focos rojos de este tipo de la delincuencia son las zonas de Tamaulipas y Veracruz, donde se concentra la actividad química productiva nacional, y de ahí se transportan al resto del país.

Fuente: Redacción


Deja un comentario

Todos los comentarios pasan por un proceso de validación antes de ser publicados.


Deseo recibir información