Industria química

Industria química busca libertad arancelaria en TLCAN

10 Oct, 2017  |  Normatividad  |  0 comentarios

Las asociaciones norteamericanas delinean una propuesta de principios esenciales

Para representantes de la Asociación de la Industria Química de Canadá (CIAC), la Asociación Nacional de la Industria Química de México (ANIQ) y el Consejo Químico Americano (ACC), sería benéfico que el TLCAN mantenga el acceso libre de aranceles para productos del sector y se establezcan instrumentos para superar medidas regulatorias discordantes.

Con ello, estimaron, se estimularía la innovación, se generarían empleos, incrementaría la competitividad de la industria y aseguraría crecimiento y prosperidad del sector a largo plazo.

De esta forma, las asociaciones norteamericanas delinean una propuesta de principios esenciales para guiar la actualización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en cuanto al sector químico, de acuerdo con un comunicado conjunto.

Los tres organismos expusieron que los principios de un TLCAN moderno en favor de la industria química deben incluir mecanismos que promuevan una mayor colaboración con iniciativas internacionales que faciliten la alineación de regulaciones químicas y desincentiven la imposición de barreras regulatorias adicionales.

Asimismo, el TLCAN debería promover que la regulación de substancias y productos químicos se defina con bases científicas y análisis de riesgos.

Sería conveniente que el Tratado priorice, evalúe y administre el uso seguro de sustancias químicas en los tres países: identificación de substancias para comercialización, priorización de las que requieren evaluación de riesgo, y evaluaciones de riesgo per se.

Dichos principios también deben contar con la creación de un mecanismo para fortalecer la cooperación científica en la región y mejorar la coordinación en evaluaciones científicas; el tratado también presupondría promover la transparencia en actividades de cooperación, con la finalidad de incrementar la confianza de los accionistas y el apoyo en materia de cooperación regulatoria.

En la medida de lo posible, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte debía procurar la homologación en los tiempos de regulaciones legislativas, así como documentos guía para delinear su implementación, eliminar divergencias económicas y mejorar la alineación en materia regulatoria.

Los miembros del TLCAN deberán compartir criterios de revisión y evaluación de químicos, lo que permitiría a gobiernos e industria enfocar su atención y asignar recursos a aquellas substancias que requieren mayor revisión; se debería coincidir en formas de mejorar la colaboración con miras a compartir información, a fin de evitar duplicaciones en la generación, prueba y publicación de datos.

El TLCAN debería alinearse al Sistema Globalmente Armonizado para la Clasificación y Etiquetado (GHS), con objeto de reducir diferencias en la clasificación de substancias químicas y comunicar consistentemente información para su manejo seguro, así como uso y reducción de costos regulatorios y de transacción.

A decir de las tres organizaciones representantes de la Industria Química en América del Norte –CIAC, ANIQ y ACC– las reglas de origen bajo el TLCAN deben ser claras, sencillas y transparentes.


Fuente: Notimex


Deja un comentario

Todos los comentarios pasan por un proceso de validación antes de ser publicados.


Deseo recibir información